Francesa lleva 3 años intentando demostrar legalmente que está viva