Restos hallados en Rivera sugieren triste escenario: soledad e inacción del entorno

Archivo / Gerardo Carrasco

Su desaparición se denunció hace dos años y nadie entró a su casa a buscar. Encerrada con su perro, el animal habría devorado el cadáver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *