Tras 18 meses de haber sido prendido fuego, Andrés Bargas caminó solo por primera vez

Andrés con su perro Pampero, que hoy está al cuidado de una vecina en Ciudad Vieja. Foto cedida a Montevideo Portal.

Lo incineraron mientras dormía en la calle. Tiene ocho dedos amputados, quedó sordo y gran parte de su cuerpo presenta secuelas.
Lo incineraron mientras dormía en la calle. Tiene ocho dedos amputados, quedó sordo y gran parte de su cuerpo presenta secuelas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *